Bienvenido al Nuevo Sitio de Facilitadores Judiciales! Vea el Archivo Histórico en el Sitio Antiguo.
Menu
martes 2 junio, 2015

Caso Agrario: Las vacas en el yucal

Mediación exitosa en caso de daños a cultivos

San Carlos. Don José vive en la comunidad de San Marco de Cutris y es dueño de varias cabezas de ganado estaba preocupado porque su ganado había entrado al terreno de Don Juan, quien tenía sembrado varias manzanas de yuca.

Don José deseaba solucionar el problema que su ganado había provocado y visitó a la facilitadora judicialFrancela para pedirle consejo. Don Juan, el dueño del yucal ya había acudido a la fuerza pública para anotar en un acta el daño ocasionado y que a su criterio estaba sobrevalorado y las autoridades no había visitado el lugar para constatar los daños y su valor.

La facilitadora judicial escuchó a Don José y le dijo que efectivamente ella conocía del caso porque don Juan había estado el día antes en su casa, pero ella no se encontraba y no lo pudo atender.

Doña Francela mandó la invitación a Don Juan para un par de días después conversaran y constatar los daños entre ambas partes.

Llegó el día de la mediación, las partes solicitaron a Doña Francela trasladarse al yucal para que realizara una revisión de los hechos. Ella se encontraba un poco nerviosa pues nunca había mediado algo así; sin embargo contó con el apoyo incondicional de la Licenciada Ana Catalina Baudrit, quien la asistió por teléfono durante toda la mediación.

En el lugar estaban Don Juan, Don José y algunos testigos de ambas partes, al recorrer las dos manzanas de punta a punta, la visita en el terreno evidenció que el yucal no tenía cerca excepto la de colindancia con la propiedad de Don José, quien la colocó y le da mantenimiento para tener encerrado su ganado.

A simple vista, las matas dañadas parecían pocas. Don Juan indicó que todas aquellas matas en las que el ganado se paró junto al tallo, están dañadas pues aunque a simple vista no se ven, se quiebran por debajo de la tierra debido al peso del ganado y se pudren.

Al final de la jornada, don Juan reporta que las matas dañadas suman 753, entre quebradas, comidas, descogolladas, volcadas y pisadas por el ganado; por otro lado el señor José considera que el daño se calcula en 2 quintales de yuca y que puesto ya a la venta cosechado tienen un valor de 30,000 colones.

La facilitadora notó que el debate por ese cálculo y precio empieza un debate alterado, aun con un poco de nervios, se llenó de valor y les pidió al resto que se retiraran una vez dado su aporte, las partes mediarían a solas en su  casa.

Ya en la casa de la facilitadora, caída la noche da inicio la mediación, se les lee todo el protocolo antes de mediar y se le cede la palabra al sr Castro el manifiesta:

-Yo busque a la mediadora Francela, porque es mi deseo solucionar este problema, aunque sé que no se sabe a ciencia cierta si mi ganado fue el que entró al yucal y yo no quiero problemas.  Además, agregó que si ellos tenían agricultura debían tenerla con cerca.

Terminada esa intervención se dio la palabra al sr Cordero

-Es cierto que lo que el acta de la fuerza pública reporta es una exageración pero el mismo policía  le recomendó que lo hiciera así, pero que el daño tiene un costo de 30,000 colones.

Rápidamente don José contestó molesto.

-Tampoco yo no puedo aceptar eso.

Inició una discusión sobre los costos, entonces hubo que recordarles los principios de la mediación, las reglas. En ese momento, Don Juan solicitó un espacio para conversar con la facilitadora a solas y se le concedió.

En esa pequeña conversación privada él, solicitaba a la facilitadora judicial que lo oriente y me dice que él lo que desea es crear un precedente porque ese ganado ya ha hecho de las suyas en otras agriculturas y nadie ha hecho nada, que él no quiere perjudicar al señor pero que ₡30000 es muy poquito, que si le da más que él deja las cosas hasta ahí.

Como facilitadora lo oriento legalmente, le recuerdo de las dificultades de un proceso judicial y se le presenta la opción de elevar el caso al juzgado. Sin embargo, le recuerdo que no hay pruebas de que fue ese ganado era el de Don José y que él no posee cerca para proteger su agricultura y que es su obligación como agricultor.

Nuevamente mediando ambas partes, Don José accede a darle a Don Juan Castro  la suma de ₡50000 por los daños que en apariencia su ganado causó, además se comprometen ambas partes a reparar la cerca y a cercar el resto del terreno así como vigilar más el ganado.

La facilitadora cobrará el dinero y hará entrega del mismo a Don Juan, así lo solicitó el mismo para asegurar que le vayan a pagar su dinero.

Al final de la noche se realiza entrega en efectivo del dinero a Don Juan y finaliza exitosamente la mediación.

Muy cansada pero muy satisfecha, la facilitadora judicial termina de escribir en su libro de actas el caso de la mediación para que ambas partes firmen el acuerdo y la entrega del dinero en compensación.