Bienvenido al Nuevo Sitio de Facilitadores Judiciales! Vea el Archivo Histórico en el Sitio Antiguo.
Menu
martes 11 octubre, 2016

El Facilitador; puente fundamental entre comunidad y Poder Judicial

La iniciativa fue aprobada por el STJ y genera gran expectativa dentro y fuera del Poder Judicial

El Poder Judicial de la provincia avanza a pasos agigantados en la tarea de implementar en el corto plazo la figura del facilitador judicial, estando a muy pocos días de firmar un convenio con la Organización de los Estados Americanos para luego dar comienzo al ciclo de capacitación a jueces de Paz y delegados vecinales que tendrá como punto de partida el Circuito Cinco y la localidad de Pirané, para posteriormente ir avanzando en ciudades de la Segunda Circunscripción Judicial, tales como Clorinda, Laguna Blanca y General Belgrano.

La iniciativa fue aprobada por el Superior Tribunal de Justicia y ha generado una creciente expectativa dentro y fuera del Poder Judicial, dada la importancia que tiene el facilitador judicial al constituirse en un nexo entre la Justicia y la comunidad, fundamentalmente, con aquellos sectores de menores recursos y considerados en estado de vulnerabilidad.

El presidente del STJ, Guillermo Horacio Alucín, vehemente impulsor del proyecto, volvió a remarcar las ventajas y beneficios que traerá aparejado dentro de nuestra comunidad la implementación del facilitador judicial y rescató como hecho relevante los valores altruistas de quienes de manera desinteresada deseen sumarse a este emprendimiento. “Puede parecer idealista que gente no remunerada trabaje por la administración de justicia pero eso sería no tener fe en nuestra propia gente ni en los valores de solidaridad, honorabilidad y vocación de servicio en que fuimos educados. Por lo tanto tengo confianza que esto va a suceder para que mucha gente que desee participar de este servicio a la comunidad en forma desinteresada tenga ahora la oportunidad de hacerlo y servir justamente a uno de los servicios más distinguidos que es el servicio de Justicia”, destacó el magistrado, quien explicó que “también se deben ultimar detalles relacionados a las partidas presupuestarias necesarias para su implementación”.

También comentó que de las diversas inspecciones realizadas en el interior de nuestra provincia y de la experiencia recogida en la misma, como así también en su desempeño como coordinador de la Justicia de Paz y de informes y comentarios provenientes de diversos efectores comunitarios, pudo observar que una gran parte de la comunidad de las diferentes localidades de la provincia y de algunos sectores alejados del casco urbano de la capital, afrontan casos y conflictos que no son resueltos, fundamentalmente debido a la ignorancia o desconocimiento de donde deben dirigirse o a quien deben acudir, de acuerdo al tipo de conflicto en el que se hallen involucrados, o bien directamente se inhiben al momento de plantearlos por no querer exponerse o no saber a lo que se van a enfrentar cuando realizan sus planteos ante algún organismo de la Justicia o de otros poderes del Estado.

“Muchas veces por falta de recursos no pueden trasladarse hasta los lugares donde existe alguna dependencia Judicial donde puedan ser atendidos y, sobre todo, contenidos cuando tienen algún tipo de conflicto. Otras veces no quieren exponerse ante los jueces y funcionarios de la Justicia porque les de vergüenza o bien simplemente tienen cierto temor de presentarse ante los magistrados”, explicó el doctor Alucín.

Para enmarcar la importancia que tiene esta figura, recordó que el propio presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en varios de sus discursos y libros, aclara que la pregunta de hoy de parte de la Justicia debe ser formulada en el sentido de que debe hacer la Justicia por la gente y que es la Justicia la que debe acercarse a la gente y no al revés.

Servicio voluntario y a pedido de las partes

 Los Facilitadores Judiciales son líderes comunitarios que ejercen su labor de manera totalmente voluntaria. Realizan sus funciones en el ámbito geográfico de la comunidad, aldea o barrio urbano sin alterar sus actividades económicas usuales. Atienden en su domicilio o en áreas sociales de su comunidad. Los facilitadores no tienen competencias judiciales ni actúan de oficio, sino solo cuando son consultados o las partes se lo solicitan.

Los facilitadores judiciales apoyan a las autoridades operadoras de Justicia en una serie de trámites que estas les encargan. Sirven como mecanismo de transmisión de situaciones o casos, aconsejan o asesoran a las personas sobre la ley y procesos administrativos, acompañan ocasionalmente a miembros de la comunidad a realizar trámites, realizan conciliaciones en las materias en que la ley permite y resulta de especial importancia en la creación de una cultura cívico jurídica.

Los facilitadores judiciales son seleccionados por su comunidad, nombrados por el juez local, capacitados, supervisados y alentados por estos con el apoyo de otros operadores de justicia.

Son funciones del facilitador: auxiliar a los jueces en trámites, difundir leyes y normas cívico-jurídicas entre la población, asesorar y acompañar a los vecinos en trámites judiciales y administrativos, realizar mediaciones en los casos que la ley permite y remitir a las autoridades correspondientes los casos que no son de su competencia

El Servicio Nacional de facilitadores Judiciales (SNFJ) es un servicio que prestan las instituciones operadoras de justicia para mejorar el acceso a justicia, por medio de una estrategia de participación ciudadana donde los facilitadores judiciales son el mecanismo principal. El eje institucional de este servicio son las estructuras existentes del Poder Judicial, es una forma de operar de dichas instituciones tomando a los facilitadores judiciales como parte integrada de su trabajo.

Un poco de historia

 A modo de reseña, el doctor Alucín comentó que el Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales (SNFJ) surge a finales de los años noventa como apoyo a los jueces locales en comunidades aisladas y al convertirse en una metodología eficaz y demostrar a la población que el facilitador es un puente entre la comunidad y el Poder Judicial, este Servicio empezó a implementarse en las zonas rurales y urbanas.

El Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales (PIFJ) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) asiste a los poderes judiciales de América mediante el establecimiento del Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales (SNFJ). El PIFJ recibió, en 2011, el premio internacional “Justicia Innovadora” entregado por el consorcio holandés Innovatig Justice, en la Haya.

Desde 2007, con el apoyo de la Organización de los Estados Americanos OEA, se ha desarrollado la iniciativa de los facilitadores judiciales en varios países de Latinoamérica.

En la actualidad existen más de ocho mil facilitadores y facilitadoras en siete países de la región, en la Provincia de Corrientes – Argentina y solo en esa parte del país-; Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay. Con la firma del acuerdo de cooperación entre la OEA y la República de El Salvador ya son 8 los Estados que reciben la asistencia técnica para la implementación del Servicio.

Los Servicios Nacionales de Facilitadores Judiciales (SNFJ) contribuyen a la gobernabilidad democrática, la defensa de los Derechos Humanos, la reducción de la conflictividad y a la seguridad de la población, particular aquella en condiciones de vulnerabilidad, mejorando los niveles de acceso a la justicia.

La resolución de la Asamblea General de las Organización de los Estados Americanos (AG/Res. 2768, XLIII-O/13) reconoció que: “fortalecer los sistemas nacionales de administración de justicia, contribuye a prevenir el delito y la violencia promueve una cultura de resolución pacífica de conflictos de relevancia jurídica y reduce la judicialización de la conflictividad”

En el 2011, el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales de la Organización de los Estados Americanos recibió el premio internacional “Justicia Innovadora” entre cientos de iniciativas de acceso a justicia a nivel mundial. Dicho reconocimiento es otorgado por el consorcio holandés Innovating Justice Platform for Rule of Law Solutions, en la Haya, Holanda.

El jurado destaco la cualidad del proyecto de brindar acceso a la justicia a personas que de otra manera se ven excluidas de los servicios judiciales y por implementación del programa en diversos países.

Los jueces locales nombran, entrenan y supervisan a los facilitadores judiciales, los jueces superiores o tribunales se reúnen periódicamente con los jueces locales y dirige el Servicio en su circunscripción judicial, las cortes supremas dirigen el Servicio en su conjunto y las diversas instancias técnicas de los poderes judiciales (prensa, planificación administración, escuela judicial, información, etc.) incorporan funciones relativas al Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales dentro de su ámbito.

Funciones y características del facilitador

Explicó el presidente del STJ que de la experiencia recogida en diversos eventos o intercambios y consultas realizadas en diferentes lugares donde se encuentran funcionando los Facilitadores Judiciales, pudo observar como es en la práctica esta actividad y que características deben reunir las personas que llevan adelante dicha tarea.

En tal sentido, dijo que la labor del Facilitador no es remunerada; que solo recibe capacitación del Poder Judicial, el cual le asigna un uniforme o vestuario que lo identifique ante la comunidad y los justiciables y de un celular, dándole también de esta manera una especie de formalidad a su quehacer habitual.

Asimismo, el facilitador tiene prohibido participar o intervenir en política y en caso de ser designado en cualquier cargo político o que tenga visos de política, automáticamente cesan en sus funciones y pasan a ser reemplazados por otro miembro de la comunidad que corresponda.

En cuanto a sus funciones, los facilitadores acercan a los vecinos a los Centros de Mediación para que concilien sus conflictos o problemas o que su labor no se interpone ni superpone con las de los mediadores, y en aquellos lugares en que no existen Centros de Mediación (o de resolución pacífica y alternativa de conflictos) intervienen ellos logrando una amigable resolución, acercando a las partes a los Juzgados de Paz o el que corresponda, para que simplemente homologue los acuerdos.

“En síntesis, sirven de puente entre la Justicia y la comunidad, facilitando la ubicación de aquellos miembros de la comunidad o sus familiares, a los que es necesario notificar de ciertos actos o procedimientos judiciales, cuando no se los puede ubicar por otros medios; y sirven también para difundir leyes, reglamentos, ordenanzas, etc. que muchas veces son desconocidas o inentendibles por ciertos sectores de la comunidad, que justamente son los más vulnerables, promoviendo en la comunidad el arreglo pacífico de sus conflictos, evitando que el mismo se judicialice o ingrese como expediente al sistema judicial”, concluyó el Dr. Alucín.

http://www.diariopinion.com.ar/noticias/2016/10/10/10145-el-facilitador-puente-fundamental-entre-comunidad-y-poder-judicial